foto1
foto1
foto1
foto1
foto1

La puesta en funcionamiento

El Instituto de Bachillerato de Fuengirola no pudo abrir sus puertas el 1 de octubre de 1975, puesto que las obras de construcción del edificio aún no habían finalizado. Por tal motivo, las clases empezaron con varias semanas de retraso.

Cuando empieza a funcionar el Centro, aún no se había construido el pabellón pequeño ni el Salón de Actos. La Sala de Profesores se ubicó donde actualmente se encuentra la Secretaría. La planta alta del edificio principal se comenzó a utilizar en el tercer año de funcionamiento (curso escolar 77-78), ya que durante los dos primeros años todos los alumnos tenían cabida en la planta baja de ese pabellón.

El Centro abrió su puertas con 287 alumnos, cifra muy próxima a la de reserva de plazas, que había alcanzado el número de 279, según oficio remitido por el Director del Colegio de E.M. del Ayuntamiento de Fuengirola al Inspector Técnico de Enseñanza Media de Málaga, el día 22 de septiembre de 1975. (1)

En correspondencia con el Decreto 160/75 sobre aprobación del Plan de Estudios del Bachillerato, que comentamos en el epígrafe segundo de este trabajo, el Instituto de Bachillerato de Fuengirola inició su andadura junto al nuevo Pan de Estudios. Así, el primer año (curso 75/76) se implantaron los estudios de Primer curso de B.U.P., manteniéndose el 6º curso de Bachillerato (plan 1953) y el C.O.U. Al segundo año de existencia del Centro se incorporó el Segundo curso de B.U.P., y un año más tarde se cerraba el nuevo Plan de Estudios del Bachillerato con la incorporación del Tercer curso de B.U.P. De este modo, en el curso académico 1977/78 se había extinguido completamente el plan de 1953, quedando ya completamente implantado el de 1975. Se había producido el cambio de sistema educativo en las Enseñanzas Medias.

Consultando los E.R.P.A.s, encontramos que el alumno con el número 1 de matrícula, es decir el primer alumno que se matriculó en el centro, fue Miguel Alarcón Cuevas, domiciliado en la avenida Condes de San Isidro, número 34, que había realizado su segunda etapa de E.G.B. en el colegio Ecos, de Marbella. El número dos en la matrícula correspondió a Jerónimo Alba Muñoz, procedente del Colegio Nacional “José Antonio Girón” y con domicilio en calle Murillo, número 19, actualmente fotógrafo de reconocido prestigio dentro y fuera de la localidad. El número 3 de matrícula correspondió a la primera mujer, María del Carmen Amores Moreno, vecina de calle Córdoba, número 2, edificio Puerto, quien también procedía del Colegio Nacional “José Antonio Girón”. Los tres domicilios corresponden a vías urbanas de Fuengirola, y los tres alumnos iniciaron estudios de Primer Curso de B.U.P. (2)

María Jesús Pascual Cid nos cuenta que vino “con los muebles”. Esta auxiliar ayuda a su padre en el Colegio de E.M. del Ayuntamiento de Fuengirola y se trasladó al nuevo edificio junto con el mobiliario. Poco más tarde reclamaba su sueldo, siendo gratificada inicialmente por el propio centro. El primer auxiliar administrativo enviado por el Ministerio fue Eduardo Santos Pavón.

Juan Paniagua Díaz, actual Viceconsejero de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía y anterior Delegado Provincial de Educación, fue el primer Secretario del Centro. Profesor de Matemáticas fue destinado a Fuengirola para el curso académico 75-76 (luego permanecería dos años más en la plaza). También nos refiere que cuando llegó al Colegio de E.M. de Fuengirola se encontró con el traslado de los muebles, de modo que su llegada al nuevo Instituto se produjo a simultáneo con el mobiliario, caso parecido al de María Jesús Pascual. El profesor Paniagua fue el responsable de organizar y poner en marcha la Secretaría junto a la auxiliar Pacual Cid.

La primera Directora del Centro fue Ana María Alises Suárez, quien permaneció en le cargo dos años. Estos dos primeros cursos el Instituto tuvo un sólo conserje, Francisco Gutiérrez Pérez.

En la actualidad permanecen en el Instituto, veintidós años después de su inauguración, dos limpiadoras que procedían del Colegio de E.M. del Ayuntamiento de Fuengirola: Carmen Osorio Rodríguez y María Torres González, al igual que la profesora de Hogar, Trinidad Nieves García Llamas, de la misma procedencia.

Así pues, permanecen en el Centro desde su apertura las tres personas mencionadas en el párrafo anterior, junto a la profesora María Molina Suárez, catedrático de Latín, que fue destinada al Centro en su primer año de funcionamiento.

Mercedes Auzmendi, profesora de Filosofía, fue la Jefe de Estudios durante los dos primeros años, y también procedía del Colegio de E.M. del Ayuntamiento de Fuengirola, trasladándose al Instituto “Sierra de Mijas” en el curso 86/86 cuando dicho centro nace como Extensión del de Fuengirola.

Estos dos primeros años son difíciles de historiar, ya que aún no existía el Reglamento Orgánico, que se aprobaría el 21 de enero de 1977, con lo cual no existía el Consejo de Dirección ni el Consejo Asesor. Tampoco quedan actas de los claustros ni existen Memorias (Informativa y de Final de Curso).

Cualquier estudio del alumnado de estos años debe ser realizado consultando los E.R.P.A.s, carpeta por carpeta (una carpeta colgante por alumno), lo que supone un trabajo muy laborioso, con enorme gasto de tiempo.

Lo que sí existe es una contabilidad rudimentaria, compilada en dos archivadores A-Z, donde pueden rastrearse los fondos enviados por el Ministerio y los gastos realizados por el Centro. A modo de anécdota, los desplazamientos de directivos o personal auxiliar a la Delegación Provincial de Educación del M.E.C. en 1976 devengaban 300 pesetas, más otras 500 pesetas en concepto de dietas, según abundantes órdenes de servicio contenidas en los referidos archivadores.

En estos términos, ya tenemos en funcionamiento el Instituto de Bachillerato de Fuengirola. Veamos ahora al profesorado.

Anterior  Indice  Siguiente