foto1
foto1
foto1
foto1
foto1

Los alumnos: La población escolar en su dimensión diacrónica

A lo largo de los 22 años de historia del Instituto de Bachillerato de Fuengirola, éste ha pasado de una población escolar de 287 alumnos en 1975 a 1518 estudiantes en 1997. Los estudios nocturnos se iniciaron en el año académico 1978/79, al amparo del artículo 24 del R.D. 264/77, de 21 enero, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de los Institutos Nacionales de Bachillerato.

En el claustro ordinario de 18 de septiembre de 1978, el Director del Centro, Francisco Caballero Mesa, comunica a los claustrales que para la implantación de los Estudios Nocturnos se requiere como mínimo un grupo de 20 alumnos, cifra que en esa fecha todavía no se había alcanzado.

Pocas fechas más tarde esa cifra se rebasó con creces, implantándose un grupo de 1º de B.U.P. con 39 alumnos. La implantación de los restantes cursos se realizó a razón de un curso por año , gracias a los alumnos que iban superando el curso anterior. En el año académico 80-81 quedó implantado por completo el nuevo Plan de Bachillerato de 1975 en los Estudios Nocturnos del Instituto de Bachillerato de Fuengirola, completándose al año siguiente los Estudios Nocturnos del Centro con la incorporación del Curso de Orientación Universitaria.

EVOLUCIÓN DEL ALUMNADO DESDE LA APERTURA DEL INSTITUTO HASTA JUNIO DE 1997

 

CURSO ACAD
1º B.U.P.
2º B.U.P.
3º B.U.P.
C.O.U.
SUBTOTALES
TOTAL
Curso 75-76
103
 
127*
57
287
287
Curso 76-77
115
88
34*
65
302
302
Curso 77-78
160
117
63
48
388
388
Curso 78-79
215         39
177
144
68
604          39
643
Curso 79-80
235         21
132         20
144
86
597          41
638
Curso 80-81
302         21
172         23
91           34
104
664          78
741
Curso 81-82
342         26
178         28
115         36
93           24
728        114
842
Curso 82-83
334         36
211         22
142         40
112         40
799        138
937
Curso 83-84
339         36
230         39
150         58
125         40
844        173
1.017
Curso 84-85
364         40
241         42
168         60
130         47
903        189
1.092
Curso 85-86
468         52
242         58
194         67
159         43
1.063     220
1.283
Curso 86-87
423         40
220         53
187         57
126         25
956        175
1.131
Curso 87-88
277         51
169         63
110         60
151       102
707        276
983
Curso 88-89
308         55
201         75
134         97
91         105
734        332
1.066
Curso 89-90
372         65
225         85
130         81
109       101
836        332
1.168
Curso 90-91
254         45
261         48
163         82
92           52
770        227
997
Curso 91-92
241         86
217         95
204       120
145       110
807        411
1.218
Curso 92-93
302         90
212         99
188       126
158       157
860        472
1.232
Curso 93-94
375       130
229       128
188       127
145       187
937        572
1.509
Curso 94-95
312       113
280         95
187       169
157       189
936        566
1.502
Curso 95-96
295         83
241       125
185       172
139       157
860        537
1.397
Curso 96-97
330         99
235       130
191       183
143       207
899       619
1.518

Nota.- A lo largo del curso se producen altas -procedentes de fuera de Fuengirola- y bajas, por lo que puede existir cierta relatividad en las cifras que presentamos.                         * Léase 6º Curso de Bachillerato (plan 1.953).

 

La evolución del alumnado del I.B. de Fuengirola, desde su inauguración hasta junio de 1997, puede comprobarse y analizarse cómodamente a partir del cuadrante que hemos confeccionado y que acabamos de reproducir (los datos de la izquierda en cada columna corresponde a los Estudios Diurnos, mientras que los de la derecha corresponde a los Estudios Nocturnos).

El trabajo de recuento del alumnado que acabamos de ofrecer ha resultado especialmente laborioso para los tres primeros cursos, donde hemos tenido que acudir a las carpetas individuales y consultar los E.R.P.A.s, uno a uno, para poder computar el número de alumnos por curso y, consecuentemente, el censo escolar del Centro. En el resto de los cursos, el problema ha sido fácil de resolver, ya que en las Memorias anuales del Centro aparecen estadillos con los datos referentes al número de alumnos por curso y, normalmente, también se incluyen las cifras globales de alumnos en cada año académico. (6)

En cuanto al análisis de los datos, se observa un aumento sistemático del número de alumnos, acorde con el aumento demográfico de la población estudiantil y la subida de las cotas de escolarización en este tramo educativo. Las dos simas que se reflejan en los cursos 87/88 y 90/91 se corresponden con la inauguración del Instituto “Sierra de Mijas” (que comenzó a funcionar como Extensión el año anterior) y el Instituto de Enseñanza Secundaria de los Boliches, respectivamente. En torno a esas dos simas, que logran rebajar la barrera de los mil alumnos, se producen periodos de menor presión en la matrícula, pero sólo durante esos dos cursos referidos se mantuvo la matrícula por debajo del millar de alumnos, computándose desde el curso 83/84 en que se alcanzó el censo de cuatro cifras hasta la actualidad.

Sin embargo, la incidencia de estos dos nuevos Institutos hace que el techo de 1283 alumnos alcanzado en el curso escolar 85/86 no fuese superado hasta el año académico 93/94, en que se elevó ese techo a los 1509 estudiantes. No obstante, el curso académico 1985/86 dejó un récord de matrícula en Estudios Diurnos que nunca fue superado, totalizándose 1063 alumnos, que pudieron ubicarse en el Centro, implantándose un turno de mañana y otro de tarde. De otro modo, hubiera sido imposible colocar a más de mil alumnos a simultáneo en las reducidas instalaciones de que dispone el Centro. Y es que el curso escolar 1985/86 fue el último año en que todos los estudiantes de Bachillerato de Fuengirola y Mijas dispusieron de un único recinto. Al curso siguiente ya funcionó la Extensión, que poco más tarde se convertiría en el mencionado Instituto “Sierra de Mijas”.

Otro de los aspectos que nos ha parecido atractivo es la relación de varones y hembras en la población escolar. Para hacer patente esa relación y calcular los porcentajes de alumnos de ambos sexos, hemos elegido el curso 82/83 por ser el primero en que los alumnos se relacionaron en el Registro de Matrícula (7). De esta manera, eludimos el “trabajo de relojería” que supone la consulta de los E.R.P.A.s y trabajos con listados, centrándose nuestro trabajo en contar, manualmente y por cursos, el número de varones así como el de hembras. Este fue el resultado, expresado en una tabla:

Cuadro comparativo de la matrícula masculina frente a la femenina en el curso académico 1982-83

DIURNO 
1º B.U.P.
2º B.U.P.
3º B.U.P.
C.O.U.
TOTALES
(%)
Varones
151
81
53
21
306
40´63
Hembras
186
128
68
65
447
59`36
SUBTOTALES
337
209
121
86
753
100
             
NOCTURNO
1º B.U.P.
2º B.U.P.
3º B.U.P.
C.O.U.
TOTALES
(%)
Varones
20
15
11
24
70
35´53
Hembras
21
20
32
54
127
64´46
SUBTOTALES
41
35
43
78
197
100
             
DIUR+NOCT 
1º B.U.P.
2º B.U.P.
3º B.U.P.
C.O.U.
TOTALES
(%)
Varones
171
96
64
45
376
39´57
Hembras
207
148
100
119
574
60´42
TOTALES
378
244
164
164
950
100

Estos datos han sido extraídos manualmente del Registro de Matrícula, incluyendo la totalidad de alumnos matriculados para el curso 1982-83 y sin tener en cuenta las bajas producidas a lo largo del curso. Estas bajas no distorsionan significativamente los datos que ofrecemos. 

Como lectura de estos datos, comprobamos que la relación global de matriculación es aproximadamente de 3 hembras por cada 2 varones. En el Nocturno esta relación baja casi a 3 hembras por cada varón, sin embargo la incidencia del Nocturno en los datos globales es poco significativa, puesto que por cada alumno de este régimen hay cuatro en Diurno. En definitiva, esa incidencia se cifra en torno a los dos puntos en tanto por ciento.

Vamos a comprobar ahora la evolución de esta relación, ofreciendo los datos equivalentes para el curso 96/97, quince años más tarde:

 Cuadro comparativo de la matrícula masculina frente a la femenina en el curso académico 1996-97 

DIURNO 
1º B.U.P.
2º B.U.P.
3º B.U.P.
C.O.U.
TOTALES
(%)
Alumnos
155
111
90
64
420
48´38
Alumnas
148
118
105
77
448
51`61
SUBTOTALES
303
229
195
141
868
100
             
NOCTURNO
1º B.U.P.
2º B.U.P.
3º B.U.P.
C.O.U.
TOTALES
(%)
Alumnos
56
53
78
70
257
48´12
Alumnas
37
70
88
82
277
51´87
SUBTOTALES
93
123
166
152
534
100
             
DIUR+NOCT 
1º B.U.P.
2º B.U.P.
3º B.U.P.
C.O.U.
TOTALES
(%)
Alumnos
211
164
168
134
677
48´28
Alumnas
185
188
193
159
725
51´71
TOTALES
396
352
361
293
1.402
100

La base para la confección de esta tabla ha sido proporcionada por medios informáticos, lo cual ha permitido actualizar la matrícula, eliminando a los 116 alumnos que se han dado de baja durante el curso y que, por tanto, no han sido evaluados. La incorporación de esos 116 alumnos no alterarían significativamente los resultados. 

 

La base para la confección de esta tabla ha sido proporcionada por medios informáticos, lo cual ha permitido actualizar la matrícula, eliminando a los 116 alumnos que se han dado de baja durante el curso y que, por tanto, no han sido evaluados. La incorporación de esos 116 alumnos no alterarían significativamente los resultados.

Hemos consultado la base informática de matriculación, encontrándose archivados los censos escolares de los tres últimos años. Hemos comprobado que existen archivos de los tres años inmediatamente anteriores, donde también se informatizaron los censos, pero éstos se hallan vacíos. La justificación que nos han dado es que hace tres años se cambiaron los programas informáticos, por lo que se hace necesario determinados ajustes informáticos para reconvertir los datos a los nuevos programas. Esta reconversión se podría llevar a cabo durante el próximo curso escolar, según se nos ha informado.

Volviendo al aspecto que analizábamos, podemos comprobar que esa diferencia, por sexos, de casi 30 puntos (siempre en tanto por ciento) en los Estudios Nocturnos de hace 15 años se ha reducido a 3´75 puntos. En cuanto al régimen de Estudios Diurnos, aquella diferencia de 18´73 puntos se ha visto reducida a 3´23 puntos. A la vista de estos datos, ha desaparecido la diferencia significativa entre Diurno y Nocturno en lo referente a la proporción de varones y hembras en la matrícula del Centro.

Por otro lado, la supremacía de la mujer en la población escolar del Centro ha pasado de 20´85 puntos de diferencia hace quince años a 3´43 puntos en el curso que ahora finaliza.

Esto quiere decir que se están perdiendo las diferencias significativas respecto a la proporción de varones y hembras en el alumnado, con lo que se está produciendo una equiparación sociológica entre ambos sexos en el ámbito del Instituto de Bachillerato de Fuengirola.

Vamos a contrastar estos datos con la evolución en la proporción de varones y hembras en todo el territorio nacional. Seguiremos la Estadística de la Enseñanza en España 1994/95 (1996, p. 58), donde encontramos estos datos, aunque se refieren a cursos diferentes, aunque relativamente próximos a los que hemos comentado más arriba. En concreto, los datos estadísticos corresponden a los cursos académicos comprendidos entre el 1985/86 y el 1994/95.

En el curso 1985/86 se matricularon en los Centros Públicos, en estudios de B.U.P. y C.O.U., 849.287 alumnos, de los cuales 382.335 (45´01%) eran hombres y 466.952 (54´98%), mujeres. En el curso 1994/95 la matrícula en los centros públicos de Bachillerato y C.O.U. ascendió a 1.019.855, distribuida en 459.952 hombres (45´09%) y 559.903 mujeres (54´90%).

Estos datos reflejan unas diferencias significativas entre hombres y mujeres, con predominio cuantitativo de éstas en torno a 10 puntos. En los últimos diez años, a nivel nacional, estas diferencias se han mantenido estables, ya que apenas se han rebajado en una centésima por año.

El Instituto de Bachillerato de Fuengirola se ha debatido entre dos extremos en comparación con la media nacional: Subió diez puntos por encima para bajar luego hasta siete puntos por debajo. Lo que sí queda claro es que el Centro fuengiroleño se encuentra en la actualidad muy cerca de una equiparación sociológica real, lo que debe valorarse como positivo en una sociedad moderna que preconiza la igualdad de todos los ciudadanos, entre otras cosas, sin distinción de sexo.

Queremos concluir este apartado, estudiando otro aspecto realmente importante del alumnado: su rendimiento escolar. Hemos elegido el curso 1985/86 (8) como uno de nuestros referentes por dos motivos: 1) Es el curso escolar que más alumnos albergó el Centro; 2) Es el curso más antiguo del que se ofrecen cifras en Estadística de la Enseñanza en España 1994/95 (1996, ps. 174 y 179), lo que nos permitirá cruzar los datos del Centro con los de la Comunidad Autónoma e incluso con los de todo el territorio nacional.

La otra referencia que hemos seleccionado en el Centro fuengiroleño es el rendimiento del alumnado en el curso académico 95/96, por ser el último cuyos datos están completos. (9)

De los 1.283 alumnos que se matricularon en el curso escolar 1985/86, sólo fueron evaluados 1.131, lo que supone que se dieron de baja 152 alumnos a lo largo del curso.

Veamos el rendimiento de estos alumnos en el cuadro que ofrecemos a continuación, donde se analiza el rendimiento por cursos, separando los Estudios Nocturnos de los de Diurnos, globalizando ambos datos y contrastándolos. El parámetro de rendimiento satisfactorio se alcanza, según este estudio, cuando el alumno promociona de curso.

 Cuadro sintético del rendimiento académico del alumnado del I. B. Fuengirola en el curso escolar 1985-86 

DIURNO 
1º B.U.P.
2º B.U.P.
3º B.U.P.
C.O.U.
TOTALES
(%)
Promocionan
82 + 161 = 243
67 + 85 = 152
68 + 71 = 139
64 + 22 = 86
620
64´85
No promocionan
180
68
48
40
336
35´14
SUBTOTALES
423
220
187
126
956
100
             
NOCTURNO
1º B.U.P.
2º B.U.P.
3º B.U.P.
C.O.U.
TOTALES
(%)
Promocionan
5 + 8 = 13
7 + 24 = 31
13 + 24 = 37
9 + 4 = 13
94
53´71
No promocionan
27
22
20
12
81
46´28
SUBTOTALES
40
53
57
25
175
100
             
DIUR+NOCT 
1º B.U.P.
2º B.U.P.
3º B.U.P.
C.O.U.
TOTALES
(%)
Promocionan
256
183
176
99
714
63´12
No promocionan
207
90
68
52
417
36´87
TOTALES
463
273
244
151
1.131
100

Los alumnos que promocionan son aquellos que aprueban el curso completo y aquellos que quedan con una o dos asignaturas suspensas. Los alumnos de C.O.U. sólo promocionan cuando aprueban el curso completo. Ciento cincuenta y dos alumnos causaron baja a lo largo del curso y, por tanto, no fueron evaluados. 

 

Los alumnos que promocionan son aquellos que aprueban el curso completo y aquellos que quedan con una o dos asignaturas suspensas. Los alumnos de C.O.U. sólo promocionan cuando aprueban el curso completo.

Contrastemos estos datos con los correspondientes al curso escolar 1995-96 para comprobar la evolución del rendimiento académico una década más tarde.

 

Cuadro sintético del rendimiento académico del alumnado del I. B. Fuengirola en el curso escolar 1995-96 

DIURNO  1º B.U.P. 2º B.U.P. 3º B.U.P. C.O.U. TOTALES (%)
Promocionan 157 + 38 = 195 138 + 25 = 163 124 + 22 = 146 71 + 20 = 91 595 69´18
No promocionan 100 78 39 48 265 30´81
SUBTOTALES 295 241 185 139 860 100
             
NOCTURNO 1º B.U.P. 2º B.U.P. 3º B.U.P. C.O.U. TOTALES (%)
Promocionan 10 + 7 = 17 39 + 13 = 52 63 + 28 =     91 38 + 16 = 54 214 39´85
No promocionan 66 73 81 103 323 60´14
SUBTOTALES 83 125 172 157 537 100
             
DIUR+NOCT  1º B.U.P. 2º B.U.P. 3º B.U.P. C.O.U. TOTALES (%)
Promocionan 212 215 237 145 809 57´90
No promocionan 166 151 120 151 588 42´09
TOTALES 378 366 357 296 1.397 100

Los alumnos que promocionan son aquellos que aprueban el curso completo y aquellos que quedan con una o dos asignaturas suspensas. Los alumnos de C.O.U. sólo promocionan cuando aprueban el curso completo. 

 

Nos resultará interesante también sacar los porcentajes de cada uno de los cursos para comprobar en cuál de ellos se producen los rendimientos más bajos y, consecuentemente, en cuál de ellos se da en mayor grado el fracaso escolar. Es evidente que para intervenir psicopedagógicamente se requiere previamente un diagnóstico lo más preciso posible del ámbito que estudiamos. 

 

Detalle porcentual del rendimiento académico del alumnado del I. B. Fuengirola por cursos en el año escolar 1985-86 

DIUR+NOCT 
1º B.U.P.
2º B.U.P.
3º B.U.P.
C.O.U.
TOTALES
(%)
Promocionan
256(55´3%)
183(67´0%)
176(72´1%)
99(65´56%)
714
63´12
No promocionan
207(44´7%)
90(32´96%)
68(27´86%)
52(34´43%)
417
36´87
TOTALES
463
273
244
151
1.131
100

 

Contrastemos estos detalles porcentuales con los correspondientes al curso escolar 1995-96 para comprobar la evolución del rendimiento académico una década más tarde.

 

Detalle porcentual del rendimiento académico del alumnado del I. B. Fuengirola por cursos en el año escolar 1995-96 

DIUR+NOCT 
1º B.U.P.
2º B.U.P.
3º B.U.P.
C.O.U.
TOTALES
(%)
Promocionan
212(56´1%)
215(58´7%)
237(66´4%)
145(49´0%)
809
57´90
No promocionan
166(43´9%)
151(41´3%)
120(33´6%)
151(51´0%)
588
42´09
TOTALES
378
366
357
296
1.397
100

 

La comparación resulta desalentadora, como puede apreciarse. En el Primer Curso se produce una mejora que no alcanza +1%; en el Segundo Curso apreciamos un descenso superior al 8%; en el Tercer Curso el bajón del rendimiento académico se aproxima al 6%; finalmente, en C.O.U. se produce el decremento más fuerte, superando los 16 puntos.

Ante esta perspectiva, nos interesaría reducir el contraste a los Estudios Diurnos, pues los Nocturnos podrían distorsionar los resultados. Veamos:

Cuadro sintético comparado del rendimiento académico del alumnado del I. B. Fuengirola en los cursos escolares 85-86 y 95-96 (Estudios Diurnos) 

DIURNO 85-86 
1º B.U.P.
2º B.U.P.
3º B.U.P.
C.O.U.
TOTALES
(%)
Promocionan
243(57´4%)
152(69´1%)
139(74´3%)
86(68´25%)
620
64´85
No promocionan
180(42´6%)
68(30´9%)
48(25´66%)
40(31´74%)
336
35´14
SUBTOTALES
423
220
187
126
956
100
DIURNO 95-96
1º B.U.P.
2º B.U.P.
3º B.U.P.
C.O.U.
TOTALES
(%)
Promocionan
195(66´1%)
163(67´6%)
146(78´9%)
91(65´46%)
595
69´18
No promocionan
100(33´9%)
78(32´36%)
39(21´08%)
48(34´53%)
265
30´81
SUBTOTALES
295
241
185
139
860
100

 

Esta comparación sí es positiva, pues justifica la evolución ascendente de los rendimientos académicos, acorde con el contraste de porcentajes globales: el 64´85 % del alumnado diurno promocionaba en 1986, mientras que una década más tarde se alcanza el 69´18% del mismo parámetro, con una mejora del 4´33%, como puede comprobarse en la tabla precedente.

Así pues, hemos de achacar la distorsión de los resultados conjuntos (Diurno-Nocturno) a la influencia de los Estudios Nocturnos, donde el rendimiento académico es bastante menor, ya que el alumnado mayoritariamente tiene obligaciones laborales que ha de compaginar con los estudios. Por otro lado, determinados alumnos abandonan los estudios y los retoman años más tarde (en la jornada nocturna), con lo cual se encuentran en desventaja respecto a los que los realizan de forma continuada, pues el hábito de estudio se pierde o se deteriora.

La influencia del rendimiento global de los Estudios Nocturnos distorsiona mucho más los resultados globales en el curso 1995-96 que una década más atrás, ya que el alumnado de los Estudios Nocturnos se ha incrementado en 2´5 veces a lo largo de estos diez años, mientras que el alumnado de los Estudios Diurnos incluso ha descendido en casi un centenar, como puede apreciarse en el cuadro comparativo anterior.

Acabamos ahora el apartado cruzando nuestros resultados con los de Estadística de la Enseñanza en España 1994/95 (1996, ps. 174 y 179), lo que nos permitirá comparar los datos del Centro con los de la Comunidad Autónoma e incluso con los de todo el territorio nacional.

Veamos en un cuadro comparativo los resultados del I.B. de Fuengirola en contraste con los de Andalucía y España. Para una mayor exactitud del análisis separaremos los resultados de C.O.U. de los de Bachillerato.

En el I.B. de Fuengirola reflejaremos los datos del último curso completo, el 95/96, mientras que a nivel nacional y autonómico tomaremos los datos del curso anterior, 94/95, pues éstos son los últimos que figuran en Estadística de la Enseñanza en España 1994/95 (1996).

Comenzaremos con los alumnos de C.O.U., cuya promoción les permitirá el acceso a la Universidad:

ALUMNOS C.O.U.
ESPAÑA 94/95
ANDALUCÍA   94/95
I.B.FUENGIROLA 95/96
Promocionan
204.721   (74´63%)
37.666   (72´71%)
86   (68´25%)
No promocionan
69.566   (25´36%)
14.137   (27´28%)
40   (31´74%)
TOTALES
274.287
51.803
126

Puede comprobarse que la media nacional está dos puntos por encima de la media andaluza y ésta algo más de cuatro puntos por encima del I.B. de Fuengirola. Estos datos nos hacen pensar que en el I.B. de Fuengirola las exigencias son mayores de la media, tesis que se reafirmaría con la constatación de que más del 95% de los alumnos de diurno que superan el curso aprueban luego la Selectividad.

Contrastemos ahora los datos de Bachillerato:

ALUMNOS B.U.P.
ESPAÑA 94/95
ANDALUCÍA   94/95
I.B.FUENGIROLA 95/96
Promocionan
262.958   (64´53%)
46.464   (55´32%)
664   (60´30%)
No promocionan
144.503 (35´46%)
37.522   (44´67%)
437   (39´69%)
TOTALES
407.461
83.986
1.101

En este nivel educativo los datos sitúan la media nacional algo más de nueve puntos por encima de la andaluza. El rendimiento del alumnado de B.U.P. en el Instituto de Bachillerato de Fuengirola se sitúa en un punto intermedio entre la media nacional y la media andaluza, con cinco puntos por encima del promedio de su Comunidad Autónoma.

Ante estas cifras, los resultados del rendimiento académico de los alumnos de B.U.P. del I.B. de Fuengirola, en términos relativos, deben catalogarse como positivos pero, en términos absolutos, los resultados deben tildarse de insatisfactorios, pues casi el 40% de los alumnos evaluados no pasan de curso, es decir, que 2 de cada 5 alumnos evaluados sufren fracaso escolar. Los motivos de este fracaso escolar son complejos y su estudio requeriría un monográfico de gran envergadura, lo que, lógicamente, no puede tener cabida en este trabajo.

Anterior  Indice  Siguiente